Sitio Web de la Confederación Empresarial Veterinaria Española: CEVE

Select your Top Menu from wp menus

Las clínicas veterinarias aportarían 5 millones de euros más cada año al Estado si se les aplicara el IVA reducido

  • Un informe de la Universitat de Girona sobre la situación socioeconómica y laboral del sector veterinario confirma que tiene un valor estratégico tanto para la salud pública como en el ámbito social 
  • La presidenta de CEVE reclama estatus sanitario pleno y efectivo para los veterinarios y sus centros

Madrid, 21 de febrero de 2018

El “Informe sobre la situación socioeconómica y laboral del sector veterinario de animales de compañía en España”, que ha presentado la Confederación Española de Veterinaria (CEVE) esta mañana en la sede de CEOE en Madrid, sugiere que las arcas del Estado español ingresarían al menos 5 millones de euros más por distintos conceptos si se aplicase el IVA reducido (10%) a las clínicas veterinarias de animales de compañía en vez del general (21%). Este cambio aportaría además numerosas ventajas económicas y sociales, como la mejora del mercado laboral para los profesionales del sector, el incremento de los márgenes comerciales, el ajuste de los precios para los clientes, el aumento de la cifra de negocio de las empresas proveedoras y una situación sanitaria más favorable.

Este estudio ha sido realizado por el director del departamento de Empresa de la Escola Universitària Mediterrani de Barcelona (Universitat de Girona), Óscar Gutiérrez Aragón, y por el profesor del Área Estadística del mismo departamento, Gaspar Berbel Giménez. En el acto han participado, además del director del informe, la presidenta de la Confederación Empresarial Veterinaria Española (CEVE), Delia Saleno, el director de Asuntos Económicos y Europeos de CEOE, Bernardo Aguilera, y el responsable del departamento de Asuntos Económicos de CEVE, Miguel Albuixech.

Bernardo Aguilera, ha señalado la importancia del informe sobre la situación económica y laboral del sector de clínicas veterinarias y expuso algunas de las cuestiones más importantes para el mismo. Entre ellas, citó la competencia desleal, cierta indefensión jurídica, dispersión normativa y el impacto que ha tenido en el sector el incremento del tipo de gravamen de IVA.

Con respecto a los niveles impositivos actuales en España, subrayó que han aumentado considerablemente y manifestó que la previsión del nivel de ingresos en el año 2017 es mayor que en 2007, el año previo a la crisis. Así, dijo que del total de la recaudación impositiva en nuestro país, el 30,4% es pagado por las empresas cuando en Europa es el 26,2%; en IRPF, el incremento en 2017 sobre 2007, se estima en un 6% más; en impuestos especiales el 3% y en IVA, el aumento de lo recaudado sería del 21%.

Delia Saleno ha puesto de manifiesto que es un sector estratégico por su contribución a la salud pública. Para ella el descenso de las visitas a las clínicas veterinarias para el control rutinario y para las vacunaciones periódicas está generando un deterioro en el control veterinario de la salud de estos animales y “puede llegar a constituir un problema para la salud pública realmente importante. Nuestro sector vela por la salud pública, no entendemos por qué se nos aplican medidas impositivas de lujo”.

Ha añadido que en España más del 40% de los hogares tienen, al menos, un animal de compañía (se calcula que hay casi 22 millones de ellos en el país), “por tanto, una reducción del IVA a los servicios veterinarios garantizaría un aumento de las condiciones higiénicas y sanitarias para la población con respecto a determinadas enfermedades o infecciones de origen animal. Este escenario preventivo incide directamente en la reducción de los costes sanitarios asociados a estas dolencias por las visitas médicas y los tratamientos necesarios para su curación”.

La presidenta ha resaltado el papel social que juegan los animales de compañía por la sensibilidad de la población hacia las mascotas, pero también por la pirámide de la población, que tiende al envejecimiento y necesita compañía, así como por la conexión entre maltrato animal y violencia doméstica.

Delia Saleno ha puesto de manifiesto “la discriminación que sufren los veterinarios en el mundo sanitario y ha pedido un estatus sanitario pleno y efectivo para los veterinarios y para sus centros clínicos, con lo que esto conlleva de creación de especialidades y ha pedido a la Administración que ponga los medios necesarios para luchar contra el intrusismo”.

Miguel Albuixech ha señalado que “en el sector de animales de compañía  predominan las mujeres, por tanto debemos protegerlo porque con ello facilitamos el acceso al mercado laboral de mujeres con alta cualificación”.

Por su parte, Óscar Gutiérrez ha considerado que el impacto positivo de la aplicación de la tasa reducida del gravamen del IVA, tanto en la facturación como en la calidad y cantidad del empleo, provocaría que los ingresos públicos anuales aportados por los servicios veterinarios de animales de compañía creciesen hasta los 13,45 millones de euros al año. Esto sería posible gracias a la mayor recaudación esperada para este impuesto, pero también para el Impuesto de Sociedades, las aportaciones a la Seguridad Social y el IRPF. Se trata de una cifra muy por encima de los 8,48 millones que se recaudan anualmente por IVA en la actualidad.

El director del estudio ha considerado que la consecuencia de la subida del IVA fue que “las clínicas sufrieron una reducción drástica de beneficios o entraron directamente en pérdidas”, puesto que el margen medio del sector se mueve en unas cifras entre el 10 y el 15%, un valor similar al de subida del impuesto, entre otras cuestiones. Y ha resaltado que entre 2008 y 2013 la evolución del volumen de negocio de la totalidad del sector disminuyó un 11,82%.

Ha destacado las posibilidades de crecimiento que tiene este sector en España, que en su conjunto genera más de 2.200 millones de euros, pero que todavía no alcanza un tercio del mercado francés, alemán o británico.

Deterioro del mercado laboral 

El incremento del IVA tuvo un efecto directo en la reducción de la calidad del empleo del sector, como lo demuestra que en 2012 y 2013 el número de trabajadores eventuales se incrementó en un 43,65% y la tasa de estabilidad en el empleo descendió un 7,22%. Entre 2011 y 2014 se constató un descenso de un 6,28% en los gastos de personal totales del sector y que el salario medio disminuyó un 13,63% entre 2008 y 2014, lo que supone una pérdida anual de más de 2.100€, con una merma de productividad paralela superior al 20% en ese periodo.

El escenario laboral para las nuevas generaciones de veterinarios es desolador, puesto que en el periodo comprendido entre los meses de junio de 2016 y 2017 el desempleo de los profesionales entre 25 y 29 años creció un 700 por cien. Además, de las 79 actividades sanitarias reconocidas, la veterinaria está en el puesto 75 en cuanto a salario. Esta situación se podría revertir en parte con los puestos de trabajo que generaría un escenario de IVA reducido.

 

De izquierda a derecha Óscar Gutiérrez, director de Empresa de la Escola Universitària Mediterrani de Barcelona,Delia Saleno, presidenta de CEVE, Bernardo Aguilera, director de asuntos económicos de CEOE y Miguel Albuixech, responsable de Asuntos Económicos de CEVE

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*